Musulmanes advierten a Mas de que la enseñanza del Islam depende de la Comisión Islámica de España, no de Marruecos

El responsable de la Comisión Islámica de España y presidente de la Unión de Comunidades Islámicas de España (UCIDE), Riay Tatary, ha avisado al presidente de la Generalitat de Cataluña, Artur Mas, que la enseñanza del Islam a los alumnos musulmanes residentes en España depende de la Comisión Islámica de España y que “nadie debe interferir”.

“La enseñanza religiosa islámica en España es competencia de la Comisión Islámica de España”, ha subrayado Tatary en respuesta al Plan Marruecos 2014-2017 que, según adelanta El Mundo este miércoles, otorga un papel clave a Marruecos en la elaboración de los contenidos religiosos destinados a los musulmanes de Cataluña.

Tatary ha recordado que ya hay una legislación aprobada al respecto, un convenio sobre designación y régimen económico de las personas encargadas de la enseñanza religiosa islámica firmado en 1996, según el cual, la CIE es la encargada de “comunicar a las administraciones educativas el nombre de las personas designadas para impartir la enseñanza religiosa islámica en los centros docentes en los que exista demanda de esta enseñanza”.

Además, según los Acuerdos de 1992 entre el Estado español y la CIE, “los contenidos de la enseñanza religiosa islámica, así como los libros de texto relativos a la misma” han de ser “proporcionados por las comunidades respectivas, con la conformidad de la Comisión Islámica de España”.

Tatary ha indicado que actualmente, 47 profesores imparten religión islámica en España pero ha advertido de que no hay ninguno contratado en Cataluña a pesar de que hay más de 65.500 alumnos musulmanes en la comunidad autónoma, según el Estudio sobre Alumnado Musulmán publicado este año por la UCIDE y el Observatorio Andalusí.

Además, ha avisado que aunque son “mayoría”, no todos los musulmanes son marroquíes sino que también hay musulmanes con más de 86 nacionalidades distintas, además de los que son españoles –en Cataluña, 14.700 de los 65.500 alumnos musulmanes son españoles–.

En todo caso, Tatary ha aclarado que si de lo que se está hablando es de un desarrollo del Convenio de Cooperación Cultural entre el Gobierno de España y el Gobierno del Reino de Marruecos –publicado en el BOE en 1985–, entonces no tiene nada que ver con la competencia de la CIE y se habría producido “una confusión”.

En dicho Convenio se establece que “el gobierno español facilitará la enseñanza de la lengua árabe a los alumnos marroquíes escolarizados en establecimientos primarios y secundarios españoles” pero no se hace referencia a la enseñanza de la religión islámica.

Por su parte, el presidente de la Federación Española de Entidades Religiosas Islámicas (FEERI), Mounir Benjelloun, considera un “error” que la Generalitat permita la intervención de Marruecos en la elaboración de los contenidos religiosos para los musulmanes de Cataluña.

“Pensamos que es un error porque al único que corresponde nombrar profesores es a la CIE, en uno de sus articulados lo dice claramente, no entendemos por qué tiene que ser otra entidad ajena al Islam español, estamos sorprendidos”, ha subrayado.

Además, ha recordado que entre los cerca de dos millones de musulmanes residentes en España no solo hay marroquíes sino también españoles y musulmanes de más de 80 nacionalidades, por lo que si la Generalitat firma un acuerdo con Marruecos tendría que firmarlo igualmente con todos y cada uno de esos otros países.